Nueva Acrópolis en colaboración con el Espacio Victoria organizó la presentación del libro Coudenhove-Kalergi. Un ideal para Europa de la mano de su autor Juan Manuel de Faraniñán Fígares.

El Filósofo Richard Coudenhove-Kalergi fue un personaje visionario. En un momento complejo como la Europa de pos-guerra intenta traer a la realidad de su época los conceptos de bien común, de Destino común. La idea de que el Estado no debiera ser un fin; sino un medio para proporcionar moral, desarrollo de consciencia, libertad y convivencia. El modelo originalmente no es económico -aunque haya terminado plasmándose ese aspecto- el modelo es mucho más profundo: la idea de una Pan-Europa como camino a una fraternidad Universal.

El autor hace un paralelo filosófico con las ideas platónicas porque pretende que su modelo político tenga una base filosófica. Un modelo de sociedad no apoyado en las clases sociales o económicas. Un modelo jurídico y político maduro que permita que todo fluya y que cada persona pueda realizarse sin interferir con los demás. En el modelo que plantea tanto Platón como Kalergi todo el mundo puede realizarse. Ambos modelos están basados en el nivel de conciencia de los seres humanos, que irá aumentando a medida que los seres humanos van creciendo y teniendo vivencias. La vocación estaría inspirada por el “daimon” de cada uno, el papel que cada uno ocupa en el mundo y en la vida. Kalergi plantea que si dependiéramos menos de lo económico seríamos un poco más libres de elegir nuestra vocación, la vocación de sus almas. Es evidente que este objetivo no es un fin a corto plazo, pero es interesante notar que señaló ya en su momento cómo la sociedad según ese modelo no nos llevaría a ningún lado. De hecho prevee, analizando la sociedad, la Segunda Guerra Mundial -que en ese momento no era tan evidente-. Los fantasmas que la forjaron son fantasmas que pueden estar vivos en nuestros tiempos también y el doctor Faramiñán nos invita a reflexionar sobre la xenofobia, antisemitismo, racismo, terror al otro, la pérdida de valores.

Juan Manuel de Faramiñán Fernández-Fígares nos lleva de la mano en un viaje hacia las raíces, a los orígenes de Europa... a ese mito mágico del rapto hecho por un Dios y cómo los hijos de Europa -gestados en las costas de Creta- serán focos de nuevas civilizaciones. Ilumina para nosotros la “tangente” entre el tiempo y el espacio, el inicio de la sociedad occidental.

Esa cultura ¿Está ahora en su madurez? ¿Es acaso el momento en que generará una nueva tangente que a su vez gestará un nuevo modelo civilizatorio? El autor nos invita a hacer el ejercicio de reflexionar. ¿Podemos cubrir alguna de las heridas que aún están abiertas? su libro nos invita a hacer un análisis del momento presente. Ese viaje, es personal.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra página web. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Más información Aceptar